Hoy 20 de junio es el Día Mundial del Refugiado y durante 24 años en Santa Perpètua, un día como hoy, sería de nervios para aquellas familias que estarían esperando la llegada de niñas y niños participantes en las Vacaciones en Paz, refugiados saharauis. Pero la pandemia mundial de la Covid-19 hizo que las autoridades saharauis tomasen la decisión de suspender este año 2020 el programa. «Por muy dolorosa que pueda resultar, a nuestro parecer, es la mejor opción por la que nos podemos decantar en estas circunstancias excepcionales que atraviesa el mundo«, decía el comunicado difundido por las autoridades saharauis. Así, unos 5.000 niños y niñas se han quedado sin sus Vacaciones en Paz, este año a causa del Covid-19. Y eso quiere decir que 5.000 familias este año no podrán acoger un refugiado saharaui este verano.

Han sido centenares los niños y niñas que han pasado las Vacaciones en Paz en Santa Perpètua, que han disfrutado de la Piscina Municipal, de los Casales de verano, de los diferentes servicios municipales y de la extraordinaria acogida que la gente de Santa Perpètua ha dado a estos niños siempre. El proyecto se ha llevado a cabo durante 24 años, desde 1996 y hasta el 2019.  El recibimiento de la población perpetuense ha sido extraordinario, pero de manera muy especial ha sido el de las familias que los han acogido en su casa, como uno más de la familia, generándose lazos afectivos y de solidaridad que estos niños nunca olvidarán, ni tampoco sus familias en los campos de refugiados.

La huella que estas niñas y niños, embajadores de su país y de sus familias, abandonadas en el desierto, han dejado en las familias acogedoras es imborrable. Nunca podrán olvidar sus caritas de sorpresa y felicidad al ver el mar por primera vez, los grifos que dan agua a voluntad o los interruptores de la luz que hacen aparecer el día a cualquier hora de la noche, y tantas otras sorpresas y maravillas que han aprendido estando aquí con nosotros.

Queremos animar a las familias que en estas fechas estarían preparando las cosas para acoger en su casa a estas niñas y niños, y decirles que ellos piensan en regresar, ellos piensan en estar de nuevo con vosotras y poder volver con sus padres, hermanos y amigos y explicarles el montón de maravillas que han vivido con sus familias de Santa Perpètua.

El conflicto no parece tener un desenlace pacífico ni cercano, sino más bien lo contrario, los problemas y la vida en los campos de refugiados apunta que aún durará algún tiempo más, y es por esto que es necesario renovar los ánimos y el compromiso con estas niñas y niños, preparando unas grandes Vacaciones en Paz para el 2021, con más familias y con más niños que puedan salir de las terribles condiciones de uno de los desiertos más inhóspitos del planeta, al menos durante dos meses, recibir atención médica, vacunas, alimentación adecuada y todo el cariño y la solidaridad que la gente de este país y de este pueblo ha sido capaz de ofrecer durante 24 años.

Ánimos, continuaremos acogiendo a niñas y niños del desierto, refugiados, hagamos grande nuestra solidaridad y nuestra ayuda para estos niños y niñas y para sus familias. Hagamos una gran acogida para el 2021.

Santa Perpètua es Solidaria!!!

20 de junio de 2020